16 enero 2014

Si ya lo dice el refrán: «Lo que bien me parece, me sabe a nueces».

Para que no digáis que sólo escribo de cosas sin sentido, hoy, para variar, pero que no sirva de precedente, voy a dar información útil. Un repaso sobre los beneficios de los frutos secos, según un estudio que se ha hecho durante 30 años ( va a ser que han sido concienzudos) los científicos de la Universidad de Harvard. Dicen que comer frutos secos con moderación (hablamos de 28 gramos) mejora la salud de la sangre, del corazón, de huesos y dientes, y además hace que nuestra piel luzca más tersa.



ALMENDRAS: para mantener el peso a raya

Repletas de calcio, son beneficiosas para tener dientes y huesos fuertes y sanos. Son la mejor fuente de proteínas de todos los frutos secos, las que tienen más fibra y más vitamina E. Está demostrado que quienes comen almendras con regularidad pierden más peso que quienes las evitan, ! toma ya!

NUECES: para los que tenemos colesterol.

Las nueces están repletas de ácidos grasos omega 3, que pueden protegernos de cardiopatías e infartos. Contienen más antioxidantes que otros frutos secos, convirtiéndose en una buena defensa contra el cáncer. Pueden reducir los niveles de colesterol malo ya que el 75% de sus grasas son mono saturadas, las más saludables. Sin embargo, una vez cocinadas pierden la mayoría de sus beneficios.


PISTACHOS: Un chollo: para las hormonas de nosotras y el " buen funcionamiento" de ellos

Son los frutos secos con menos grasas (sólo cuatro calorías por unidad). Contienen tres veces más vitamina B6 (el nutriente que ayuda a convertir la comida en energía y a formar hemoglobina) que cualquier otro fruto seco. Una porción tiene tres gramos de fibra, más que muchas frutas. Su elevado contenido en vitamina B6 ayuda a las mujeres a mantener sus hormonas equilibradas y beneficia a los hombres que padecen disfunción eréctil. Son ricos en antioxidantes gama-tocoferol, que contribuyen a protegernos del cáncer y cardiopatías


NUECES DE BRASIL: para deportistas y para futuros papás

Son una buena fuente de energía inmediata para atletas. Una sola unidad contiene toda la cantidad recomendable de selenio, un mineral que también ayuda a potenciar la fertilidad masculina y a prevenir el cáncer de próstata, mama y huesos; y ayudan también a equilibrar el tiroides. Tres o cuatro al día son suficiente. Si os pasáis comiendo, cae pelo y uñas.

ANACARDOS: para futuras mamás y debiluchos

Inmejorables por su: hierro y cinc, es decir, buenas para el sistema inmunológico. Pero además tienen folato, especialmente importante para mujeres en edad reproductiva.

AVELLANAS: para no volverse "loco" y futuras mamás

De los frutos secos más saludables, las avellanas tienen una elevada presencia de grasas no saturadas, que ayudan a proteger el corazón. También son ricas en vitamina E,y en ácido oleico, el ácido graso que ayuda a reducir la presión sanguínea e incluso pueden prevenir la demencia. Tienen un 17% de la cantidad diaria recomendada de folato, convirtiéndose en una opción única para las futuras mamás.

NUECES DE MACADAMIA. para los del colesterol malo

Las nueces de Macadamia son una fuerte magnífica de ácidos grasos omega 3, los que protegen el corazón. Son muy pesadas, evitar comer más de nueve o diez a la vez.

CACAHUETES. si los comes salados, pierden su eficacia cardio-protectora

Aquí hay trampa, el cacahuete no es un fruto seco, es una legumbre. Gozan de un gran nivel de antioxidantes anticancerígenos; contienen un elevado nivel de grasas mono saturadas buenas. Sin embargo, muchos de sus beneficios cardiopáticos desaparecen si se comen salados.

Para acabar os diré que la tasa de mortalidad de quienes comen con frecuencia frutos secos es hasta un 20% inferior que la de las personas que nunca los prueban. Y la leyenda de que comer frutos secos durante el embarazo provoca alergias al bebé, ha sido desmentida. Al contrario, le protege de desarrollarlas.

2 comentarios :

Natalia Llorca Navarro dijo...

Molt bo!!! El problema es comer con moderación o compras lo justo o una vez empiezas no hay quien pare hasta q finalizan...

Pilar Llorca dijo...

empiezas...y no hay stop.! Jiji