16 octubre 2006

Cuaderno patagónico X

Salimos hacia Calafate. Seguimos la única ruta,la que vadea el rio Leona, y en mitad de la carretera Nano nos para de repente. Nos ha conseguido un espectaculo fuera del "programa". Un vehiculo debe haber atropellado una liebre hace un rato y un aguila mora acaba de presentarse delante de nosotros para darse un festin. Picotea sin descanso hasta dejar las migajas al resto de sus colegas carroñeros.A poca distancia un chimango planea esperando su turno.
Llegamos a Calafate, centro turistico por excelencia en Argentina por tener a pocos kilometros el glaciar Perito Moreno. Esta tarde toca intendencia : lavanderia, internet, banco, supermercado.... Todo queda listo para mañana, visitamos el parque nacional de los glaciares.
A la mañana nos espera el Perito Moreno. En el compac de Nano suena la canción de Mercedes Sosa, "Gracias a la vida, que me ha dado tanto...", y creo que Paula no ha podido encontrar mejor banda sonora para el espectaculo que nos aparece en doblar la curva. Por algo la llaman la curva de los suspiros.
Tenemos delante el glaciar Perito Moreno y "lloro de belleza". Es la segunda vez que me pasa. En Guatemala, el lago Atitlán, tambien me hizo llorar de emoción. Y hoy no soy la única. Carlos, todo un señor de 60 primaveras, tampoco se ha podido contener. Yo pensaba que de tan turístico me iba a decepcionar. No podia estar más equivocada. Entras en un estado de shock emocional por la grandeza de lo que tienes delante, y sobretodo, por el privilegio de poder contarlo. "Gracias a la vida que me ha dado tanto..."
El barco nos deja en el lado izquierdo del frente del glaciar. Este frente tiene 5 kilometros de extensión y 60 metros de altura sobre el nivel del lago. No hace falta que os diga el espectaculo que ofrece cuando truena el hielo, y pequeños bloques se desprenden. Además nos ha salido un dia semisoleado y la luz es perfecta.A pesar de los cero grados de temperatura ( viste, se te congelá la apegggido)nos ponemos los crampones en las botas y empezamos a caminar por el hielo. Es lo más turístico que hemos hecho hasta ahora, pero hay que hacerlo. He andado sobre hielo azul y centenario. Las grietas són del color de las botellas de Bombay Shapire. !Mirà vos que recuerdo ! La falta de oxigeno sobre el hielo es lo que provoca este color. VOlvemos con el barco despues de comer y nos acercamos otra vez al Perito desde las pasarelas del otro brazo del lago. No podemos cerrar la boca, se me ha quedado cara de boba. !La pucha que lo tiró!
En la siguente jornada volvemos al PN de los Glaciares. Una excursión en catamarán nos lleva a ver tres glaciares más y navegamos entre tempanos. Nos paramos enfrente del glaciar Upsala. Tres veces más grande que el Perito. Una extensión igual a cuatro veces la ciudad de Buenos Aires.
De todo esto todavia no puedo enseñar fotos, pero como alguno de ustedes ha dudado de que yo esté por estos pagos,juro que las enviaré. Mañana salimos hacia Chile, tres dias de acampada en Las Torres del Paine,por tanto no tendreis noticias mias. Ya os contaré en regresar a la civilización en cuatro dias.

5 comentarios :

Anónimo dijo...

Pilareta que envidia sana me das, que viaje estás haciendo y lo que disfrutas lo hace mejor.Aunque ya sabes que yo no soy muy sufrida, este "en especial" me parece precioso. Un besazo, Mari Carmen

SITA MIA dijo...

Sita mía, me creo que llores de ver esas tierras ( o hielos), las fotos son chulísimas!!Vamos, que parecen sacadas totalmente del National Geographic. Esas fotos, junto a tus descripciones hacen que no paremos de envidiarte; en estas últimas noticias casi lloro yo, porque si encima que te leo busco en la Red esos sitios con imágenes...parece que estés metida en un sueño. Me alegro que todo vaya bien, esperaremos impacientes tu vuelta del Campamento. Un besazo de tu Sita,de esos que te gustan tanto...jeje.

Anónimo dijo...

Guapeta caminar, respirar, sentir i viure... no es pot descriure. Tot i això llegir-te ens convida, quasi ens transporta fins a la voràgine de sensacions i contrastos que vius
Mercie i .... cuida't

Anónimo dijo...

Guapeta caminar, respirar, sentir i viure... no es pot descriure. Tot i això llegir-te ens convida, quasi ens transporta fins a la voràgine de sensacions i contrastos que vius
Mercie i .... cuida't

Anónimo dijo...

hola morena,
ja veig que el viatge és una passada... comançaré a fer vedriola per l'any que ve!!!
b7s
-net