08 octubre 2006

Cuaderno patagónico III

En esta nueva jornada de viaje, cruzamos la frontera hacia Chile. El paisaje continua siendo de cuento. Montañas nevadas,lagos,rios,bosques, y en las laderas y valles, enormes pastos con vacas,terneros y ovejas, y de tanto en tanto casitas de madera con la chimenea encendida y las gallinas correteando no muy lejos de la entrada de la casa, junto a un perro. Me acuerdo mucho de los dibujos de los cuentos de mis sobrinos. Es así, de cuento. Incluso ya hemos visto un par de arco iris pintando de un lado a otro el camino. Podias ver el efecto de sus colores sobre el blanco de la nieve y el verde de los arboles.
Hemos tomado la carretera austral que cruza este estrecho y largo país de norte a sur, y hemos tenido el primer contacto con las distancias patagónicas. Para hacerse una idea de este fenomeno solo hay que ver como argentinos y chilenos miden el espacio y el tiempo. Si preguntas por un sitio concreto siempre contestan que está "acá no más", es decir unos 300 kilometros. Así de vasta y ammplia es la patagonia. Viste?