24 febrero 2009

La Salander y el Blomkvist




Primero la vi allí, colocada en los mejores sitios de las librerías. Con una portada de esas que te hacen fijarte. Después leí alguna crítica, ninguna mala por cierto. Y finalmente me la recomendaron personas de solvencia y confianza literaria. Así que no me quedó otro remedio que caer en sus garras.

Decidí sumergirme en la lectura de “Los hombres que no amaban a las mujeres” ( en adelante LHAM) , totalmente convencida, a pesar de llevar un título de esos que todo fenómeno literario utiliza para despistar y hacerse el interesante. Se trata de una novela negra, aunque algíun despistado seguro que la compró pensando en una historia de desamor. Lo que si tiene de cierto el título es que en el libro hay hombres que desde luego nada aman a las mujeres, os lo aseguro.

Poco voy a desvelar del libro, sólo diré que se trata de solucionar un misterio que lleva más de 30 años sin resolver, que hay una familia con sospechosos, que hay personajes que robarías, que el ritmo narrativo es muy bueno, que la intriga está bien suministrada y que en la página 500 están deseando que esto no acabe. Tal vez la única pega es que no es el lenguaje cuidado, precioso, y para recrearte en cada frase, como las últimas novelas de McCarthy o Ian McEwan, seguramente porque estos dos son escritores y Larsson es un periodista y esta fue su primera novela (murió en el 2004), pero os aseguro que es un novelón.

En realidad LHAM es el primer volumen de una trilogía llamada Millenium en referencia a la revista que dirige el protagonista, el periodista Mikael Blomkvist. La segunda entrega es "La chica que soñaba coun una cerilla y un bidón de gasolina" y estoy deseando que me la pasen. Estoy enganchada a Blomkvist y la Salander, necesito saber de ellos.

3 comentarios :

Anónimo dijo...

Pi! Benvinguda al club de Lisbeth Salander! Estas fent tard... si el primer t'ha semblat un novelón, la noia que jugava amb un llumí i un bidó de gasolina encara ho és molt més. No desvetles el què però no t'atures amb el qualificatiu de novelón. Es tratca d'una joia, una construcció magistral d'uns personatges que t'arpopen tant a viure la narració que no pots deixar de "viure" amb ells i ella. Ah per cert! No perdem de vista les referències a l'actualitat, corrupció en un país supercivilitzat... Ei que t'estic furtant l'espai del teu bloc.
Un bes. Reguapa!

Anónimo dijo...

Otra que ha caido en las garras del exitoso, aunque difunto, escritor del norte de europa. Pero en varias cosas disiento de tu lectura. Que hay momentos de la novela que se podían aligerar, pienso que Larsson escribió los tres libros y no le dio tiempo a revisarlo con su editor y salieron y ya está si ver si se podía aligerar un poco las continuacionas repeticiones, por ejemplo de caminos, lugares, etc, y en segundo lugar tu forma de abreviar el libro, que si te has dado cuenta te falta el no de aman, pero bueno, tampoco puedes abreviarla de forma real, porque si te fijas en el nombre original del libro, y lo traduces, dice los hombres que odiaban a las mujeres, porque en realidad las odian, no es que no las aman, es un concepto totalmente diferente y poner amar ahí es lo que más me disgusta del libro, el resto, fascinante e irrepetible.

Pilar Llorca dijo...

Lo del título no he caido, pq no tengo ni idea de sueco ( Mán som hatar kvinnor) pero la verdad tiene mas sentido lo de odiar que lo de amar. Merci por el comentario.