07 junio 2010

Por la costa de Bizkaia

Una, que no puede dejar de ir y venir, de conocer y de repetir (si algo le ha gustado), pues acaba de llegar de darse un garbeo por el litoral vizcaíno, acompañada de buena gente, que eso hace todavia el camino más agradable.

Así que si os apetece conocer todo esto, os propongo una ruta. Voy a empezar por San Juan de Gaztelugatxe, uno de los lugares obligados y casi una imagen de postal de este recorrido. Se trata de una ermita aupada en lo alto de un islote que queda unido a la tierra por una hilera de empinadas escaleras. El paisaje lo completa si miras hacia oriente el cabo de Matxitxako, punto más septentrional del pais vasco. Aquí, como en toda esta costa, el verde de la montaña llega hasta el azul del mar. Dos colores que iran pintando toda la ruta.

Hacemos parada ahora en la localidad de Bakio. Para eso hemos tenido que abandonar la carretera costera, ya que está cortada por los desperfectos de las lluvias. Bakio tiene una playa muy coqueta con docenas de surferos con sus tablas desafiando la embestida de las olas.

Llegamos a Bermeo, campamento base de nuestro viaje, aquí el puerto viejo te despierta el interés por un pasado que hubo de ser glorioso para este pueblo de marineros. Saciamos la curiosidad gracias a nuestro anfitrión y a la Torre de Ercilla, medieval palacete construido por don Alonso de Ercilla, el que escribió La Araucana chilena, natural de este pueblo. Hoy la torre acoge el Museo del Pescador y una vuelta por aquí te descubre la dureza del oficio.



En Bermeo, y en todos los pueblos en los que hemos parado, hemos comprobado los placeres del "chiquiteo".
De "potear" aquí se ha hecho un arte. Las cuadrillas van entrando y saliendo de los bares y tabernas haciendo sus rondas de txacolí, de tintos,de zuritos de cerveza o kalimotxo, acompañando por el pincho de turno (verdaderas joyas) o simplemente por la popular "Gilda" (palillo con oliva, guindilla y anchoa).La media es entrar a veinte locales en un poteo.

Llegamos a Mundaka, pueblecito encantador de pasado de "merluceras" y presente de surfistas que vienen aquí en busca de su famosa ola. El puerto es una preciosidad, todavia se puede comprar pescado allí mismo. Hay un hotelito que hace esquina , llamado Hotel El Puerto (www.hotelelpuerto.com ) donde dan ganas de retirarte por un tiempo.



Estre Mundaka y Bermeo está la Isla de Izaro, testigo histórico durante siglos de la lucha entre sus vecinos. Allá por 1917 el primero en recorrer la distancia que separa Bermeo de Mundaka tendría la jurisdicción sobre la Isla de Izaro. Los de Bermeo ganaron el reto.

LLegamos a la desembocadura del la ría de Urdaibai, reserva de la biosfera. Aqui las mareas dejan entrar el agua en una especie de lienzo de arena que va cambiando de aspecto a lo largo del día. Pasando por Sukarrieta y Gernika,llegamos a la otra orilla de Urdaibai, la playa y las dunas de Laga y Laida. Hay un camping de 1ª Categoria, el de Portuondo que tiene cabañitas y delante toda la ría , un paisaje espectacular para pasar ahí un par de días.

Y acabamos la ruta en Elantxobe , un pueblecito encaramado a la roca con empinadas escaleras que bajan a un coqueto puerto.


En el próximo post dejaré dos comentarios sobre un par de restaurantes de bandera. Como dicen allí !!Goxo Goxua !! (algo así como Qué rico!)

Fotos : B.Picher
(me faltan algunas fotografias que tardaré un par de dias en tener, eso espero,ya las colgaré)

3 comentarios :

dapazzi dijo...

Pi, que "ENDIVIA" que me das.
TU, no tienes una vida , lo tuyo es un vidón.

Pilar Llorca dijo...

li diu el mort al degollat...

Txema Rico dijo...

Veus Pilareta meua com tot allò "nordic" mola....ja jaja
Espere ja impacient eixe pots dels dos restaurants per a Gouxuar....