08 marzo 2009

La Copa Davis en casa



No me lo esperaba, ni lo tenia previsto , ni planeado, ni había pensado en ello. Pero resulta que esta mañana he visto el partido de Nadal - Djokovic en vivo y en directo. Impresionante. Sólo he visto partidos de tenis en la televisión, así que cuando he entrado en esa gigantesca jaula que se ha montado para la ocasión, y además en mi pueblo (Benidorm), me he quedado de piedra. La gradas llegaban a los 25 metros de altura y una vez entras todo es como en la tele. Muchas gente con gorros, fondo de pista color verde -tenis, mucho pijo, muchos color rojo - a por ellos oè , y el silencio absoluto cuando la pelota cae de la mano y empiezan los botes que anticipan el primer juego.


Pero si el ambiente ya valía la pena, imaginaros ver a Rafa Nadal in person. Tan de carne y hueso que parece mentira. Y la gente loca con él, es casi un Dios en esta època de crisis, donde muchos se agarran a nuevas doctrinas, a nuevos ídolos, a nuevos mensajes. Hay autobuses que rezan "Dios probablemente no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida". Yo añadiría “Dios probablemente no existe. Pero tenemos a Nadal, relájate y disfruta.

Este chaval jamás da nada por ganado, aunque la ventaja a su favor sea ya considerable ( íbamos 6/4, 6/4, 5/1 en ese momento) , y el serbio haya perdido a estas alturas su motivación. Da igual, Rafa pelea cada punto hasta el final. Lo suda, lo grita y lo jalea. Es increíble ver como el mismo se da ánimos y se grita consignas de luchador.

Con la victoria de Rafael Nadal sobre Djokovic -número tres del mundo- , España se asegura la clasificación de su equipo a los cuartos de final de la Copa Davis. No ha estado nada mal poder haber estado aquí en esta primera ronda eliminatoria.


P.D : este post te lo dedico a ti Sita, pq te has quedado sin ir ,….aun pudiendo.