12 octubre 2008

La nueva de los hermanitos Coen



Como adicta que soy a los hermanitos Coen, no he tardado nada en ir a ver la última entrega de su trabajo : Quemar después de leer.
Como siempre, y ya es marca de la casa, un reparto chapeau, muchos de ellos ya habituales de sus películas. George Clooney, Frances McDormand, John Malkovich y un Brad Pitt tienen personajes "coenianos" para lucirse y estoy segura pasarlo pipa en el rodaje.

Un analista de la CIA en paro, dos empleados de un gimnasio, y un agente federal del Tesoro son los protagonistas de esta comedia satírica con pinceladas de thriller, de vodevil, y de película de espionaje. 97 minutos de brillantes, divertidos y en algún instante duros momentos que endulzan una inteligente crítica a la sociedad norteamericana. Todo esto a través del retrato de unos tipos estúpidos o inteligentes, según como se mire. La historia nos cuenta los problemas que aparecen cuando la mujer de un ex agente de la CIA pierde un CD con información confidencial en su gimnasio habitual, donde es encontrado por dos trabajadores,
que intentarán chantajear al ex agente por el material.



Diálogos inspirados, situaciones brillantes, planos originales y unos personajes disparatados alimentan esta agradable sorpresa en las carteleras.

Los Coen han demostrado una y otra vez su solvencia en todos los géneros (Fargo, No es país para viejos, El Gran Lebowsky) y su estilo propio como cineastas ya no hay quien los discuta.