18 agosto 2008

Relato de verano



Estaba hastiada de verlo por casa. Siempre con el calzón a punto de desmayarse sobre sus rodillas, y con el bote de cerveza como una articulación más de aquel cuerpo al que ella se hubiera encadenado hace tan solo cuatro años.

La vida con Ernesto había sido un bálsamo milagroso desde que se conocieron en Santo Domingo. Pero de aquel amor desatado, primario, y casi adolescente, no quedaba ni un maltrecho pulso.

A Paula le habían dicho todo lo que ella deseaba oir. Después de toda una vida de parejas interrumpidas, de hombres que no le duraron unas navidades, le llegó el momento de esplendor. Le dijeron que si era una valiente por tirar para delante con la historia, que si era la envidia , que si le había rejuvenecido, que si le trataba como a una reina . Fueron cuatro años de “vino y rosas”, cuatro años de mimos, cariños, atenciones, …..sin un reproche, sin una mala cara, sin una pelea.

Pero Ernesto bajó la guardia, se relajó con el trato, se le olvidaron los regalos sorpresa, las sonrisas cómplices, los Buenos Días, y por fin llegó el día en el que le dijo que hacia dos meses que le habían echado del trabajo.

Paula aguantó el chaparrón y se dijo que todo estaba relacionado, que no era culpa de él, que el carácter se le estaba agriando por la situación. Y aguantó. Aguantó tres meses más.

Fue la noche que ella llegó a casa deseando por primera vez que él hubiera salido. Estaba cansada y con ganas de tirarse en el sofá con la única compañía de una copa de vino. Pero en el sofá estaba Ernesto. Comprendió inmediatamente que ya solo era un mueble más. Y al día siguiente llamó al camión de la mudanza.

3 comentarios :

Teresa dijo...

Molt bó el relat. Amb poques coses retrata un fet tristment massa quotidià. Només un incís (important però): les coses no són tan fàcils de solucionar.
Feia dies que no et llegia i tinc pendent de felicitar-te pels teus 40 (sense birres turques aquest any)i dir-te que segur que en seràs concient de q els tens i q inclús pots passar per la crisi, como todo hijo de vecino, però i què? Si s'ha de passar es passa i ja vindran millors temps. A disfrutar-los!!!

Pilar Llorca dijo...

Gràcies Teresa, prenc nota de tot. Una abraçada molt forta.

Pilar Llorca dijo...

Per cert la foto és de Turquia.Quins records, ara que fa un any.