21 marzo 2012

Los idus de marzo,la última de Clooney

Para los romanos "los idus de marzo" eran días de buenas noticias, hasta que Julio Cesar fue asesinado, desde entonces hay que guardarse de "los idus de marzo", porque con ellos llega la traición. Bueno pues de eso más o menos, va la película dirigida, adaptada y protagonizada por George Clooney.
Películas sobre la trastienda del poder hay muchas, Los idus de marzo tal vez sale muy digna por la claridad con la que muestra el entramado de cartón piedra de la clase política. Y aunque lo hace basándose en las elecciones primarias en el estado norteamericano de Ohio, el discurso se puede extrapolar a todos y cada uno de esos países que llamamos democráticos y del primer mundo. Integridad y dignidad llenan los discursos de la clase política, solo tenemos que recordar nuestra última campaña electoral en España. Pero el día a día nos devuelve la pérdida de conciencia moral, la corrupción, la traición, y la ambición. Sólo hay que leer todos los días el periódico.

Destacar el estupendo reparto, desde los protagonistas a los secundarios, donde se rescata a una olvidada Marisa Tomei. Buenos diálogos, puesta en escena y música . En conjunto un retrato muy bien armado de la gran mentira del espectáculo electoral. Desde luego no se sale más optimista sobre los políticos después de ver esta cinta.

Sinopsis: Son las primarias en el Estado de Ohio, y Stephen Meyers es asesor de Paul Zara, director de campaña del gobernador demócrata Mike Morris. Los sondeos están muy ajustados, y se hace necesario conseguir el apoyo del senador Thompson… que se ofrece al mejor postor que pueda alcanzar la Casa Blanca y pagarle entonces sus servicios.

1 comentario :

CELULOIDIANO dijo...

La vi ayer. Me parece una buena película, buena dirección y mejores actores, aunque quizás poco explotados...con Paul Giamatti, Philip Seymour Hoffman y Marisa Tomei como secundarios creo que se les debería haber dado más minutos en el metraje, aunque la película durara media hora más. De todas formas la peli consigue, de manera elegante, destaparnos asutos no tan elegantes de la clase política, y como bien dices, da igual que sea Ohio, París, Madrid o Valencia...Políticos ensuciados hay en todas partes...