03 mayo 2011

Abstemia de amor por convicción

En mi persona se dan cita diferentes factores que han logrado confeccionar un mapa sentimental, por decirlo de alguna manera, caótico-negativista.

Esto se resume en lo siguente: lo que quiero no puede ser; lo que no me apetece, me acaba pasando; si me dices ven, no estoy dispuesta a dejar nada; y por último, al que me dice si, acabo diciéndole que no. En resumidas cuentas , esta es mi teoría del caos emocional. Teoría por cierto, muy criticada por todas mis amigas, que sólo hacen que decirme: Bonita, es que tú has de poner de tu parte.

En referencia a esto del sentimiento soy demasiado pragmática, y así me va. Mi encefalograma amoroso tiene largas mesetas y picos muy altos, que igual que suben, bajan. Y lo peor de todo, es que todo me da igual, y la mayoría de veces la cumbre se desmorona porque a mi me da pereza empezar a conocer a alguien, empezar una historia que a la larga acabará haciéndome mal, descubrir que no es tan cariñoso como esa primera noche, y confirmar lo que habías sospechado el primer día: que tiene “ese no sé qué” que a la larga te desesperada. Pues si todo eso lo puedo evitar, lo evito. ¿Drástica? Puede que si. Estoy cómodamente instalada en una vida satisfactoria y feliz al 50 %, que más quiero. Es más, doy envidia sana. ¿Que me pierdo?, despertarme cada mañana con el Buenos Dias y el beso del mejor hombre del mundo. Despertar, eso nunca pasa.

Hoy oyendo una entrevista al escritor Javier Marias he vuelto a oir aquello de que el mundo está dividido entre los que aman y los que se dejan querer. Yo reconozco haber pertenecido sólo una vez al primer grupo, pero eso de "dejarte querer" lo encuentro poco honrado, nada elegante, y pelín humillante. En fín, vosotros mismos.

(PD: la autora vuelve a recordar que todas las manifestaciones aquí expresadas puede o no que correspondan con la realidad. Es decir, que escribo lo que me da la gana, y que la primera persona utilizada, es eso, una utilización. O ¿No?)

3 comentarios :

Txema Rico dijo...

Suscribo al cien por cien lo que describes. De hecho yo estoy en esa tesitura. Lo mejor es el "AMOS". Cenamos, cenamos. Quedamos, quedamos. Paseamos, paseamos. Viajamos, viajamos. F...amos, f...amos.
Además, estimada Pilareta, ya no quedamos Príncipes Azules...!!!

Pilar Llorca dijo...

Me alegro que alguien me entienda. Aunque la diferencia es que tú dices que estás en esa tesitura, y yo soy de esa tesitura.
De todas formas, yo no soy de principes, siempre me han gustado más los sapos. Je,je. Hasta en eso soy rarita.
Gracies pel comentari.

Anónimo dijo...

pi
no eres caotico-negativa,eres pesimista en mayusculas. lo k tu has decidido es rendirte y asumir k nunca pasa, pero si ke pasa, no se si es un parasiempre pero el mientrasdure merece la pena. y es como todo en esta vida, o lo intentas o te das por vencida antes de empezar perdiendote amarguras, si, pero ratos tan buenos q hacen k cada lagrima merezca la pena. si algo tiene k echarte para atras k sea la no oportunidad, no tu misma.
tu mateixa,corasao.