11 febrero 2010

Precious



Si uno lee que esta película cuenta la historia de una joven de Harlem, embarazada por violación de su padre (el primer hijo con síndrome de Down también es de él), analfabeta, obesa, y dominada por una madre alter ego del demonio, podemos imaginar "tela marinera" el dramón "estrenos TV" que me puedo tragar. Pues nada más lejos de la realidad, para suerte de los que si hemos decidido ir al cine.

Precious es un peliculón en toda regla, abalada por el triplete de la última edición del Sundance (Premio Especial del Público, del Gran Jurado y el Premio Especial a la interpretación). Es una película como esos cuadros de Antonio López que dejan ver hasta la mugre de los azulejos del cuarto de baño. Hiperrealismo puro. No se esconde nada, se muestra todo como si echaras un vistazo desde la ventana de la casa de al lado. Hasta en los "sucios" movimientos de cámara notas esa frescura. Un montaje rápido, con muchos encadenados, con insertos de imágenes "provocadoras", y también con pequeños clips de los sueños de la protagonista. Momentos que dejan tomar aire al espectador.

Precious está basada en la novela ‘Push’, de la escritora Sapphire, y dirigida por Lee Daniels ( para mi un desconocido, pero es el director de una peli llamada Shadowboxer que no se si por aquí se llegó a estrenar). Y quien está detrés de todo esto, quien ha puesto la pasta, es la todopoderosa Ophrah Winfrey, una de las grandes comunicadoras norteamericanas y uno de los símbolos del blackpower)

Luego hay que fijarse, porque cuesta verlo, en los papeles de Mariah Carey (la asistente social) y de Lenny Kravitz( el enfermero). Pero para increíbles los papeles de la madre de la protagonista que es una cómica norteamericana llamada Mo’Nique , y de la propia Clarise Precious que es toda una desconocida, ajena al mundo del a interpretación, y que fue elegida por el director después de entrevistar a 400 candidatas.

La madre de Clarise se pasa el dia en casa fumando y viendo la televisión. Hay una secuencia en que se ve a clarise y a su madre discutiendo y en el televisor una película en blanco y negro con Sophia Loren. Si no me equivoco es Dos mujeres de Vittorio de Sica, un peliculón que narra otra relación madre-hija, esta vez desde una posición totalmente contraria a la retratada en Precious , y donde aparece la que puede ser la violación más violenta y menos explícita del mundo del cine.

Bueno, pues lo dicho, que recomiendo ver Precious , la cinta indie del año, una preciosa y dura historia sobre lo cruel que puede ser la vida y sobre la voluntad de querer ver la luz al final del túnel.

Recomiendo verla en versión original si tenéis la oportunidad, la voz elegida para doblar a la protagonista es un tremendo error.

2 comentarios :

Anónimo dijo...

Que més vols que diga... si ja ho has escrit tot. És absolutament cert. Una pel.lícula sense artificis però contundent. Sense grans estratègies narratives, però amb la verosimilitud del dia a dia. De la realitat. Potser això la fa especial. Sempre és més difícil dir molt amb poc que a la inversa...

Per cert, algú pot pensar en Pe després de vore la interpretació de Mo´nique?

LL.

Pilar Llorca dijo...

Cert. No he vist Nine, però crec que Pe no té res a fer.