09 noviembre 2009

Die mauer ist weck

Llamadas telefónicas atemorizadas cruzaban arriba y abajo el Muro, desde las fronteras y los cruces al Ministerio del Interior, en vano. Los oficiales intentaban localizar a los miembros del Politburó, pero los líderes del régimen parecían haber desaparecido. Una vez más el oficial a cargo de la barrera cogió el teléfono. Silencio. Nadie tenía ninguna respuesta. Otros responsables de las fronteras se sentían tan confusos como él. Quizá le acababan de informar de que el cruce de Bornholmer-strasse, al norte, había abierto sus barreras hacía unos minutos, asediadas por 20.000 personas. Quizá tomó su propia decisión. Quizá le apetecía. Fuese como fuese, a las 11.17 p.m. se encogió de hombros, como si dijera: ¿Por qué no? y ordenó : "Alles auf" (Abridlas), y las pesadas puertas se abrieron.

Un rugido inesperado brotó de la multitud. De repente, el Muro de Berlín había desaparecido. "Die Mauer ist Weck",gritó la masa, mientras celebraban lo ocurrido y las cámaras fotográficas se apoderaban de la noche: "El muro ha caido" En ese momento, la historia tomó un tinte épico. La frontera que había dividido durante cinco décadas el Este y el Oeste había desaparecido. En un parpadeo, el Muro había caído. La guerra fria había terminado. Los alemanes de repente, volvian a ser alemanes. los berlineses eran de nuevo berlineses, no del Este o del Oeste.



El año que cambió el mundo. La historia jamás contada de la caïda del Muro de Berlín
( Scribner) Michel Meyer

2 comentarios :

german dijo...

potser siga un dels més simbòlics, però els hi ha encara escampats per tot el món i més subtils i més perillosos! En qualsevol cas, jo me'n recorde del dia de fa 20 anys i això em fa pensar que ja tinc una edat!!!

:)

pd. no em digues "pedorrillo", però em sembla que seria "Der Mauer is weg"! ;)

Pilar Llorca dijo...

Sabut i pedorro!