15 abril 2009

Top Ten romano

1.Entrar en la iglesia de San Ignacio, la de los Jesuitas, y jugar a ver si localizas el engaño. De eso trata el trompe l'oil (trampantojo en castellano): la cúpula es falsa, no existe, pero la pintura la finge de una manera abolutamente magnífica. Todo por un recorte presupustario de la època. Las crisis siempre acaban forzando buenas ideas!!





2.Comer alcachofas romanas en todas sus variantes, si se va en primavera. Carciofi a la romana ( Rte. "Il Cantucccio", Pzza NAvona-Senato, tienen un Tiramisú casero espectaculaaaaaaaaaaaar), carciofi a la giuliana, pastel de carciofi ( comerlo en la Enoteca "Cul de sac" en Piazza Pasquino, vicino Piazza Navona).

3.Pasear por el Trastevere y cuando te tropieces con la iglesia de Santa Maria in Trastevere, entra a pedirle a San Antonio aquel imposible o tal vez posible. Continua el paseo y haz un alto en el camino para comerte un helado en la heladeria Flor di Luna y en las librerias que te salgan al paso.

4.Subir a la cúpula de la basílica de San Pedro antes de entrar a la propia basílica para comprobar las verdaderas dimensiones.



5.Contemplar la obra maestra de Miguel Angel, su Moisés mesándose las barbas en San Pietro in vincoli.

6.Ver la exposicion que hay dentro del Coliseo que explica como funcionaba todo el coso, y pasear despues por él, imaginando el cotarro que se montaba con los romanos de festuki.

7.Ver los mosaicos de San Pablo Extramuros, los del abside, la fachada y el claustro. La curiosidad es que esta iglesia, la segunda más grande después de San Pedro, aunque está a 11 km del Vaticano pertenece a este estado y no a la Republica italina.



8. Contemplar otra vez, y las que hagan falta, la capilla sixtina. Si es con explicaciones de un amigo licenciado en bellas artes, mejor.

9. Dejarte comer la mano por la boca de la verità (cuentan que quien miente pierde la mano al introducirla en la boca) como en su dia lo hizo Gregory Peck para asustar a Audrey Hepburn en Vacaciones en roma. Atención: a las 5 de la tarde ya han cerrado. Peck, sin saberlo la actriz, mete la mano y la esconde por debajo de su manga. La escena de la película es el susto real de Hepburn.



10.Repetir de parmesano y vino rosso sin sentimiento de culpa, y poder compartirlo con quien te quiere.

3 comentarios :

BORO. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
BORO. dijo...

ROMA, SEMPRE ROMA.........
DI MATINA, DI POMERIGGIO,DI SERATTA, È PER LA NOTE MAGICA, MEGLIO, SI FA CALDO

Txema Rico dijo...

No se puede decir más en menos. Eso sí es una guia de viaje resumida y lo demás son tonterias. Además viniendo de una viajera "impenitente" como tú, eso es "Boccato di Cardinale"...je jeje
Acabaré yendo a Roma y eso que no está en mis planes...
Me ha encantado la descripción sinóptica de tu penúltima escapada. Has plasmado en un decalogo la esencia del viaje. Vaya tontería acabo de decir, claro, si lo has escrito tú con ese fin....ja jaja