03 julio 2006

Orgullosa, y qué?

Estos días, que en las calles de las principales ciudades ondea la bandera gay, quiero reivindicar que el orgullo no es un invento de este colectivo, que aquí una moza lo abandera desde hace años. Vamos, que ya les vale. Que no han pagado copyright. Que el orgullo es mucho más amplio. Que los que no hemos elegido la opción gay también tenemos derecho a pecar de orgullosos.
Siempre me han dicho que soy muy orgullosa, y que "eso" no es bueno. Como si tuviera una enfermedad a la que debiera poner en tratamiento. Otros, que van de listos y saben que soy Leo, no dudan en asociar mi suerte zodiacal, y atar la causa con la consecuencia. Pero bueno,.....
A mi me han dejado ( con la excusa fàcil de que a ti te quiero , pero a ella le tengo cariño y son muchos años, y la familia....) , y yo, ni un numerito, ni una lágrima derramada. Eso sí, por dentro la sangre en plena ebullición, pero yo entera y con la cabeza alta. Ya vendrán después los lloros incontrolables, los hipos entrecortados, y la rábia desatada. Pero todo de la puerta de mi casa para adentro. Muchos os preguntareís qué saco de todo esto. Pues es fácil, el orgullo reconforta.
Yo reivindico desde aquí el derecho a ser orgulloso. Y ser orgulloso no és ir de ególatra o altanero. Creo que siempre he sabido perdir perdón, y no por eso me han caído los anillos. Al orgullo hay que educarlo y sacar lo bueno de él. Hay que reciclarlo para quitarle la mala fama. En estos tiempos de economía afectiva donde la autoestima fluctua más que la bolsa , un buen chute de orgullo és lo único que nos mantiene vivos.
Un día encontre en la novela La Reina sin Espejo , de Lorenzo Silva, una buena frase que resume muy bien mi reivindicación del orgullo: Mucha gente no lo sabe,pero el orgullo salva más baches que la esperanza.

6 comentarios :

Anónimo dijo...

Querida amiga:
Aunque estoy convencida de que no era tu intención, te envió un cachetín internauta por la utilización de la excusa del "orgullo gay" para intoducir ton texte. No hemos pagado un copyriht... está claro...pero tampoco lo queremos. Sabemos compartir.. contigo, con la vecina gorda del quinto y con quién haga falta, con un par de ovarios o de cojones, eso da igual. Sin embargo, necesitamos no olvidarnos nunca de estar orgulosos de cómo somos; lee el árticulo "El escarnio diario de Ahmed" en El País del diunenge. Y no hace falta irse tan lejos, tan cerca y cada puto día, alguien - cabrón o no- te recuerda que tienes que injectarte la insulina del orgullo para no sentirte a la altura de un guisante rraro rraro, diana de graciosos de izquierdas y de macabras opiniones de los dinosaurios de derechas. Pues eso, que el orgullo es tuyo, mío y de aquel.. de Pedro y María... de Juan y José.
Besos, pa' que veas que te sigo, petardi.
Fan

sargantana dijo...

A la petardi del mensaje anterior que creo saber quien es. No he hecho ninguna utilización del pretexto del orgullo gay, ni nada parecido. Desde aquí mi respeto a la causa. Sabes que lo hago con todo elcariño. Simplemente, una que es orgullosa reivindica también enarbolar esa bandera. Y gracias por seguirme.
Por cierto, está bien escrito enarbolar? Todo són dudas cuando escribo encastellano.

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Your are Excellent. And so is your site! Keep up the good work. Bookmarked.
»

Anónimo dijo...

Your are Excellent. And so is your site! Keep up the good work. Bookmarked.
»