15 junio 2006

El bando

Mi amiga Carmen me llama toda indignada. Dice que un bando municipal de su pueblo avisaba ayer del corte de suministro de agua potable. Hasta aquí nada que objetar. No es el primero, ni será el último , con la que nos viene encima este verano de embalses escurridos in extremis. Pero el motivo del mosqueo de Carmen era otro, habia que buscarlo en el enunciado del susodicho mensaje. Decía así : Avisamos a todas las mujeres que el agua se cortará desde las doce del mediodia hasta las cinco de la tarde.
Era un bando dirigido solo a las féminas. No sea cosa, que poner la lavadora o fregar los platos, los haga a ellos menos machos, debe pensar el alcalde o funcionario de turno. Pero lo peor de todo todavia estaba por llegar. Mi amiga esperaba que la reacción de furia no se hiciera esperar entre sus vecinas. Pues nada más lejos. Ninguan de ellas se percató lo más mínimo de la exclusividad de la misiva. Para ellas , de lo más normal. Hasta el punto de que ni se lo plantearon.
Hemos avanzado mucho , ya lo sé, pero todavía hoy vas a un restaurante y cuando te sirven el agua la dejan en el lado de ella , y la cerveza se la sirven a él.
Bueno, pues continuaremos esperando. Iremos pasito a pasito hasta lograr que en las bodas nos den a elegir entre habanos y abanicos. Ya se que cojeremos el abanico, pero habremos debutado por fin en la liga de la igualdad. Oé, oé ,oé.

3 comentarios :

Sita dijo...

!Què fuerte! ¿Aún estamos así? A este paso, ni mi generación, es decir, la del Naranjito, veremos un progreso en la igualdad de sexos. ¿¿¿Tan malo es admitir que pueden fregar, barrer, cocinar,planchar...???Muchos ya lo hacen, y por ahora siguen vivos.Seguiremos esperando,año arriba, año abajo...habrá algún descendiente que lo vea,digo yo.

Anónimo dijo...

pero que pasa en Càdis? diria mon pare, en quin mon visquem? si mon pare em veu rentant un plat o posant una llavadora segur que no sols em pega un carxot sinò que el trosset de la ca el doctor li'l dona a qualsevol inmigrant que passe.
Encara hi ha pobles com el meu on els homens son homens i poden vore el futbol fent-se la cervesseta mentres les dones fan el dinar i no passa res, no ve dengú a dir-nos que estem al segle passat, açò es el més normal, lo atre son tot historietes de dones que volen manar en el bar i d'homes que no manen en casa, "he dicho".

Signa el funcionari de turno que persupost es un home.

Xeli dijo...

Carmen, Carmen... estos pobles nostres! Espere que les noves generacions de Barxeta i de la resta de món ja no tinguen que escoltar estes barbaritats però per a això l'educació és fonamental. Però jo sé que tu i el teu xic aneu a contribuir positivament. Molts besets i cuida't molt.
PD Cap a la meitat d'agost naixerà la meua nebodeta, però de moment ja sóc tia consorte. Aiiiiii....!