21 noviembre 2013

Cuscús, Inshalá !


A medio camino entre una "tastaolletes" y una "morrofino" , confieso que me es imposible ocultar la pasión por la buena comida. Y además, siempre siento curiosidad por probar recetas nuevas allá donde vaya.

No había probado el cuscús hasta mi primer viaje a Marruecos. Y ahora pienso que es raro que no se me pintara la ocasión antes, habida cuenta de que por estos lares muchas son las familias de pieds noirs alicantinos, y ahora sé que el cuscús se ha comido desde hace décadas en muchas casas por aquí, de hecho viene a ser un hermano de nuestro cocido. A grandes rasgos sólo hay que cambiar el cerdo por el cordero o pollo, y las patatas por la sémola en grano.

El cuscús magrebí (lo comen en Marruecos, Argelia y Túnez) triunfó hace tiempo en Francia y su consumo toma auge en España desde hace ya años (que se lo pregunten a Juan Roig, el de Mercadona, que lo introdujo en sus supermercados enseguida que vio que había venta) .

Si en invierno apetece el plato de cuscús, también soy fan del tabulé (ensalada de sémola en grano ) en verano. Y ahora voy a intentar una nueva receta con el cuscús como invitado. Os la dejo a continuación, por si os apetece. Es de Caius Apicius y tiene muy buena pinta. Viene a ser una muy buena guarnición para unas albóndigas, por ejemplo.

Usamos cuscús ya precocido, que hidratamos: taza de cuscús, taza de agua hirviendo. Una vez que el cuscús se hidrató y quedó esponjoso y suelto, procedimos a aportarle unos toques diferenciales.
Rallamos la piel de un limón sobre el cuscús y, por si acaso, añadimos el jugo de medio fruto: se trata de conseguir ese punto ácido que limpia la boca.

Por otro lado, justamente el dulce, añadimos unas cuantas pasas , previamente hidratadas tras breve cocción en vino dulce. Añadimos los granos de una granada y finalmente, y para aportar otra textura, freímos varias medias almendras. Una fusión doméstica. en la más pura tradición de la cocina magrebí: limón, pasas y granadas.

Apicius recomienda un buen blanco, un chardonnay, para acompañar. A mi me parece delicioso. Y barato. Prometo foto en cuanto lo haga.

2 comentarios :

Anónimo dijo...

Pi!tabulé como el tuyo ninguno!!

Pilar Llorca dijo...

;)