20 agosto 2012

Veraneo en un pueblo italiano al pie de la montaña. Última entrega.



El valle del Comino donde he pasado estas últimas vacaciones pertenece a una región mucho más amplia que se llama La Ciociaria. Pues resulta que hay una película italiana de Vittorio de Sica que se llama La Ciociara, lo que pasa es que a España llegó con el título de Dos mujeres. Es esa peli que le valió el primer Oscar a una impresionante Sofia Loren. Es un peliculón sobre una madre y una hija que intentan llegar a Roma durante el avance de las tropas aliadas. Se refugian en una iglesia y son violadas por soldados marroquíes de las tropas coloniales francesas. No hay ningún plano de la consumación de la violación , pero la secuencia es “magníficamente” aterradora. 


Pues resulta que esta historia seguramente es real y pasó en unos de estos pueblos. De hecho, De Sica es de Sora, una de las localidades de este valle. Y por aquí alemanes y franceses hicieron de las suyas.
Bueno, que me voy de la historia y hay que subir montaña. Subimos hasta el Parque Nacional del Abruzzo que tiene parte también en el Lazio. Es una parque natural de montaña donde hay osos, lobos y linces. Evidentemente no vimos ninguno. Pero cogimos bicicletas y caminamos. 

Y ya por la tarde visitamos un precioso pueblo llamado Pescasseroli.  Me recordó Bariloche y Villa Angostura en la Patagonia. Y es que el mundo a veces da la vuelta sin pedirnos permiso. Quiero imaginar que Marco llegó a Argentina y vivió en unos de estos pueblos que tanto le recordaran a sus Apeninos italianos. Yo espero repetir y dejarme caer de nuevo, tanto en los Apeninos, como en los Andes.


2 comentarios :

Anónimo dijo...

Gracias por haberme traído un trocito de aquel rincón. Si hasta da la sensación de haber bajado unos grados!!!

Conrado.

Pilar Llorca dijo...

Je,je. Grácias a ti por entrar a esta humilde morada y dejarme tan bonito comentario.