22 enero 2012

Esperando a la marmota

¿Os acordáis de la película Atrapado en el tiempo? Seguro que si, la de Bill Murray celebrando una y otra vez el Día de la Marmota. Bueno, pues me siento así desde hace unos meses, y lo peor es que creo que va para largo esta sensación de bucle temporal en el que estoy metida. Y seguro que no soy la única. En realidad lo que me gustaría es poder borrar este 2012 de un plumazo para saber que es de mi en este futuro incierto que nos viene inmediatamente encima. Pero no, aquí estamos, seguimos atrapados en el tiempo. Pasan los días y todo sigue igual. No hay luz al final del túnel. La misma amenaza de futuro incierto de hace 6 meses se mantiene sin novedad alguna. Chismes, rumores, globos sonda, comunicados oficiosos. Es decir, por ahora nada ni nadie se mueve. Sigo aquí con la desesperanza, la frustración, y el no poder organizarme la vida. Con lo ordenadita que soy yo para todo. Supongo, que con el panorama laboral que tenemos, muchos de vosotros estaréis como yo. Incluso sé que algunos peor. Algunos ya lleváis dos años de paro. Dos años apagando el despertador para empezar otra jornada más, que será igual a la anterior, e igual a la que ha de llegar, como en Atrapado en el tiempo. Va a ser un año (dos a lo mejor) duro, con muchos cambios. El 2012 va a marcar un antes y un después en mi vida. Lo sé. Y en realidad, muy adentro de mi, creo que casi lo prefiero. Me apetecen nuevos retos. Pero lo digo en voz bajita, casi para mis adentros. Porque parece que no debo ni pensarlo. Que soy una privilegiada todavía con trabajo, y muchos me diréis que ni se me pase por la cabeza. Que lo que hay fuera es el lado oscuro. Y que los soldados imperiales me vigilan por si hago el mínimo gesto de disidencia. Pero también sabéis que a mi me pierde el orgullo. Y ahora mismo parece que lo único que nos podemos permitir es orgullo, lealtad y coraje. Y paciencia hasta que despierte la marmota.

2 comentarios :

Belen Cruzado dijo...

Me siento totalmente identificada contigo Pilar. Estoy viviendo un momento "stand by" laboral que ya dura demasiado. Necesito luz, necesito que alguien mueva ficha,y al igual que tú....necesito que despierte la marmota. Un besazo amiga!!!

Pilar Llorca dijo...

Lo conseguiremos. Pues menudas somos nosotras. Ánimo y adelante camarada. Ya verás como dentro de unos meses nos reiremos.
Besooos