01 noviembre 2006

El cuaderno patagónico final



Este último cuaderno patagónico es una paleta de colores que seguro ayudará en sus horas de trabajo a una de mis compañeras de viaje. Se trata de Dolores Balsalobre, la pintora alicantina . Junto con ella quiero recordar el rojo azafran de la flor de la mata guanaco, el verde manzana del liquen "barba de viejo", el amarillo calabaza del Llao Llao o pan de indio de las lengas, el rojo cobrizo de las paredes del Fitz Roy, el blanco inmaculado de la nieve de las cumbres, y tambien el blanco deshecho de las condoreras.

Continuo mezclando tonos y veo el azul polar del hielo milenario de los glaciares, el verde esmeralda, el azul turquesa y el azul caribe de las aguas de los lagos, el canela de los arrayanes, el marrón brillante del dulce de leche y el rojo rubi de las frutillas.

En otro rincon de esta paleta Dolores pondrá el amarillo anaranjado de la flor del calafate, el negro violaceo de su fruto, el gris plateado del tronco del ñire sin corteza, el marrón colorado del zorro patagonico, y el plata brillante de las bombillas del mate. Tambien el violeta lechoso del helado de maqui, el rosa tehuelche de los flamencos, el azul celeste del cielo que rasca el San Lorenzo, el verde crujiente de las hojas de las nalcas, y el rojo sanguinolento del corte del bife. Y nos acordaremos de los tonos del marrón oscuro del chocolate del alfajor, el granate cereza del vino Malbec, el tostado dorado de las empanadillas chilenas, el amarillo pajizo de la hierba seca y despeinada de la estepa, y el verde electrico de los brotes nuevos de la lenga. Como también el negro carbon del plumaje señorial del condor, el azul de la ginebra Bombai-Shapire en las grietas de hielo del Perito Moreno, el negro turba del sedimento en los cuernos del Paine, el rosa salmon de la casa presidencial de Buenos Aires, y el color humo del arrebato pasional del tango.

2 comentarios :

Anónimo dijo...

era necessària la llandeta de beguda capitalista en eixe racó de naturalesa salvatge?

-net

Pilar Llorca dijo...

aclaració per al meu -net : no és coca-cola, era cerveza Quilmes, argentina. Moreno, a veure si ens graduem la vista!